20 dic. 2012

La hipocresía y desfachatez de la Junta de Castilla y León no tiene límites

Nos hacemos ECO:

Fco Javier Escudero González, portavoz de la Plataforma en Defensa de San Glorio.

El pasado 27 de Septiembre se celebró el día Internacional del turismo en Castilla y León con este
lema. “Turismo y sostenibilidad energética: propulsores del desarrollo”.
Llama la atención que sea la la propia administración autonómica, con su Consejería de Cultura y
Turismo a la cabeza, la que arropándose de un supuesto lenguaje ecológico, difunda y defienda el
concepto de sostenibilidad a través de una Exposición que propugna dogmas arrebatados sin rubor a
los movimientos conservacionistas, mientras simultáneamente, está promoviendo un proyecto de Ley
Regional para el Desarrollo Turístico Sostenible de San Glorio, que enmascara en forma y fondo la
construcción de una Estación de Esquí en un paraje protegido.
Resulta paradójico que en los mismos folletos de la exposición se afirme literalmente principios
como “Los recursos naturales y culturales se conservan para su uso continuo en el futuro, al tiempo
que reportan beneficios”, o “ El desarrollo turístico se planifica y gestiona de forma que no cause
serios problemas ambientales o socioculturales”, o “la calidad ambiental se mantiene o mejora ”.
Díganme ustedes si una Estación de esquí cumple alguno de los requisitos que se han enumerado
anteriormente. El impacto de la macroestación que se quiere implantar tendría consecuencias
irreversibles sobre la fauna y flora de la zona, endemismos incluidos; se contaminarían las aguas y el
aire por la llegada de miles de coches y decenas de miles de personas dejando abundante
desperdicios por todas partes; el desbroce de vegetación, el movimiento de tierras, el desvío de las
aguas, la construcción de centenares de pilones, casetas, tuberías, caminos de acceso, parkings,
balsas de agua,,,, todo ello con la excusa de que la nieve se aprovecha temporada tras temporada.
Lo que no dicen, los responsables públicos ni la empresa que lo promueve, es las cifra de
consumo energético ingente que necesita para funcionar, lo que no cuentan es que la innivación y el
frío año disminuye año tras año, ocultan las cuentas negativas del resto de las estaciones de la
Comunidad con millones de euros de pérdidas, se callan que, como Ley que es, expropiarán las tierra
a los propietarios sin contar con ellos, miran para otro lado cuando desde Asociaciones de la zona
plantean otras alternativas empresariales por y para la gente de la zona... ¿Tan acostumbrados
estamos a su soberbia y prepotencia que no vemos la cruda realidad de los hechos?
Podríamos decir que los loables objetivos de la Consejería deberían plasmarse finalmente en sus
proyectos y propuestas; pero no, realmente no; es simplemente una letanía que repite una y otra vez
lo contrario de lo que hacen para engañar a propios y extraños acerca del verdadero papel
depredador que ha asumido la clase política de la Comunidad
Por último, y para los más escépticos, la junta nunca ha tenido un informe serio técnico o científico
que muestre el beneficio global de tal descabellada idea. Mas bien, todo lo contrario. Universidades,
CSIC, meteorólogos y científicos han desaconsejado su construcción una y otra vez por motivos
ambientales, climáticos, económicos, culturales y sociales; Incluso jurídicamente con sentencias del
TSJ de Castilla y León y del Tribunal Supremo por ir en contra de la propia Ley Autonómica y
Nacional. Pero no se echan para atrás, simplemente, incurriendo en fraude de Ley Única y de interés
General, se pasan todos los fallos por la badana. Así de claro
Entonces, ¿cual es el verdadero interés?. España está en venta. La deuda arrastra al país.
Privaticemos los Espacios Naturales. Vendámoslos. Permitamos su expolio para seguir pagando los
intereses a los especuladores. Triste, pero indefectiblemente cierto.

Palencia a 19 de diciembre de 2012


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.